Una de las preocupaciones que puede surgir cuando estamos de vacaciones, y nos vamos de viaje o nos vamos a una segunda residencia, es cómo podemos comer saludable y mantener unos buenos hábitos.

Es probable que cambiemos nuestra rutina diaria casi por completo. Por lo que seguir con nuestros hábitos saludables puede que se complique un poco.

No te preocupes, desde ya te decimos que esta no debería ser una preocupación que te ronde la cabeza en esos momentos.

Este 2020 ha sido un año duro para todos y estamos seguros de que necesitas más que nunca esas vacaciones. Para eso estamos aquí, para ponértelo muy fácil.

Hay dos cosas que no deberían faltar en tus vacaciones para seguir estando en forma:

Una buena alimentación (aunque flexible) y dosis de movimiento.

Ninguna de esas tiene por qué ser perfecta. Sin embargo, queremos contarte algunos truquitos para que puedas disfrutar de tus vacaciones, comer de forma correcta y mantener tus hábitos de vida saludables estés donde estés. 

Ahí van:

Cuida tu entrenamiento

1. Muévete a diario

No olvides dar un mínimo de 10.000 pasos diarios.

En función del tipo de escapada que hayas planeado este verano, puede que esto te resulte o muy complicado o muy sencillo.

Si optas por ir a hacer turismo a una ciudad o de escapada rural, es probable que unas buenas caminatas sean habituales en tu día a día. ¡Será pan comido!

Si, por el contrario, tu plan es ir a la playa a descansar y hacer poco más que tomar el sol, no te olvides de ese movimiento diario. Puedes dar un paseo por la orilla de la playa mientras te vas remojando en el agua.

2. Intenta entrenar un mínimo de 3 días a la semana

Puedes pasarte a las rutinas cortas si lo prefieres.

Es importante que, junto a los 10.000 pasos diarios, añadas alguna rutina de entrenamiento un poco más intensa. 

Si formas parte de Fuertafit+ eso no será un problema. En la plataforma puedes encontrar desde rutinas de 10 minutos hasta de 40, tú eliges.

Y, si no, en Youtube tienes muchas rutinas exprés que puedes hacer en prácticamente 7 minutos.

Combina rutinas de hiit con rutinas de fuerza, aquí te dejamos algunos ejemplos:

Aliméntate bien 

3. Que no falte en tu día un mínimo de 5 raciones entre frutas, hortalizas y verduras

Cuando estamos de vacaciones y nuestros horarios cambian un poco, es lógico que comer saludable y mantener esa rutina sea más complicado. Estos cambios pueden hacer que nos de hambre paseando por una ciudad o tumbados en la playa.

Por eso, la mejor opción para estos momentos es optar por comprarte una rodaja de melón en la playa o llevar en tu mochila algún plátano. Siempre será mejor que un helado comercial o un refresco azucarado.  

Además, en España, contamos con una amplia variedad de platos que pueden convertirse en muy buenas opciones. Este es el caso de:

  • Gazpacho
  • Salmorejo
  • Ensaladas
  • Verduras Asadas
  • Etc.

Todos ellos suelen estar dentro de los menús del día de los restaurantes. Por eso, son una forma muy sencilla (y deliciosa) de introducir verduras y hortalizas en nuestro día.

Pero, como ves, también son comidas que puedes hacer tú mismo en casa sin necesidad de dedicarle mucho tiempo. Aquí te dejamos ideas para tener en la recámara:

Casi siempre tenemos la posibilidad de introducir estos grupos de alimentos en nuestras comidas, el problema es que no lo solemos tener cuenta. 

Si te has ido de viaje a un país con unos hábitos alimentarios muy diferentes a los tuyos, te dejamos este post de Instagram de nuestra Dietista-Nutricionista, Ari. En él cuenta su experiencia de viaje en USA y cómo se las arregló para poder comer saludable en el país de los ultraprocesados.

4. Alíate con los buenos procesados

Comer saludable es más fácil de lo que pensamos. Por lo que si en tus vacaciones cocinar no es una prioridad (algo totalmente lógico), los buenos procesados te pueden ayudar a ahorrar tiempo y simplificar tus comidas.

Nos referimos a aquellos productos ligeramente procesados pero que no tienen una cantidad infinita de ingredientes ni muchos productos añadidos (por ejemplo aceites vegetales refinados y azúcares añadidos).

Son perfectamente saludables y, además, nos salvan siempre ante cualquier contratiempo.

¿De qué productos hablamos?

  • Gazpacho y salmorejo 
  • Hummus con aceite de oliva
  • Pisto comercial
  • Arroz precocido
  • Patatas de bote
  • Latas de atún, mejillones, sardinas…
  • Legumbres en conserva
  • Verduras en conserva: pimientos asados, espárragos blancos…

 ¡Hay un montón! Y, por si te puede quedar alguna duda, échale un vistazo a este otro artículo que subimos hace unos días. Con toda la información que te damos, podrás llenar tu carro de la compra de alimentos aptos para tu día a día.

5. Prioriza refrescos acalóricos y sin alcohol

Dentro de Fuertafit siempre defendemos la flexibilidad alimentaria. Es decir, que la gran mayoría de tus decisiones nutricionales sean buenas, priorizando siempre alimentos y opciones saludables.

Pero somos conscientes de que una alimentación perfecta, siempre, no es adherente ni sostenible.

Por eso, si te gustan mucho los refrescos y los sueles consumir a menudo, sería mejor que optaras por aquellas opciones light o zero. De esta forma estarás reduciendo un aporte de azúcares sencillos nada interesante. 

O si no, algo tan simple como agua con gas y limón. Es súper refrescante y mucho más interesante que cualquier otra opción. Mira esta comparación:

Ver esta publicación en Instagram

Con el alcohol ocurre lo mismo. Es un compuesto que no aporta nada positivo a tu organismo. Por eso, en la medida de lo posible, te animamos a que de vez en cuando te pidas alguna cerveza sin alcohol. Ya verás que, en realidad, no hay tanta diferencia.

Cuida tus hábitos y ¡disfruta!

Has podido comprobar que con estos 5 consejos a tener en cuenta, puedes seguir disfrutando de tus vacaciones y, lo mejor, hacerlo de forma saludable. Eso sí, sin ningún rompecabezas. 

No te proponemos que entrenes durante horas con todo el calor ni que pases mucho rato en la cocina haciendo el plato más saludable y nutritivo del mundo. Tampoco que hagas malabares para cuadrar tus macros en un restaurante…

Solo queremos que, con pequeños hábitos día tras día, te puedas acercar a tu mejor versión incluso durante las vacaciones.

Por eso, a parte de estos consejos para mantener tus hábitos de vida saludable en la medida de lo posible, podríamos decir que el SEXTO sería este: DISFRUTA de tu tiempo y de los tuyos. Estamos seguros de que te lo mereces.

Si quieres más ideas de cómo comer saludable en vacaciones sin perder mucho tiempo en esto, tenemos este ebook de 21 recetas muy fáciles y saludables para poder conseguirlo.